Esto sí que son debilidades

¡Muy buenas! 

¿Debilidades? ¿Fortalezas?

A lo mejor os recuerda mucho al sistema DAFO, que nos habla de las debilidades y fortalezas de una empresa. Pues no, esta vez no van por ahí los tiros. 

Yo hoy vengo a trasladaros otra opinión sobre lo que considero que deberíamos reflexionar sobre las debilidades:

No sé si te has fijado mucho en los telediarios, los debates que hay por la televisión, u otro tipo de programas en los que se expande una negatividad constante, todo son quejas y «critiqueos».

Pero, ¿de verdad consideras que tú tienes que invertir tu tiempo en semejante contenido? No pasa nada si te pierdes el telediario, puedes estar tranquilo. Porque cuando haya algo malo de verdad, lo sabremos.

Te pongo dos ejemplos sencillos: 

– Suena el teléfono y te comunican el fallecimiento de una persona cercana. La noticia ha llegado a ti, ¿verdad?

– «Oye, mira, que me ha tocado la lotería». Te envía un Whatsapp tu familiar directo.

Lo que te quiero decir con esto es que (yo) no estoy pendiente del televisor, de las noticias, a ver qué dicen; ni de algunos programas que todo el rato están dándole la vuelta a perdiz, sacando cosas negativas. No sé si te has planteado alguna vez que cuando más problemas hay en el mundo, más triunfa la prensa.

¿Por qué? Porque saben que tienen más audiencia. ¿Y eso qué hace? Que vaya a tu cerebro. ¿Y tu cerebro, entonces, qué te hace? Debilidades. ¡Son debilidades! 

Entonces, ¿por qué no buscas fortalezas? Sé que la cosa no está fácil, está claro. Pero, ¿qué es mejor?: ¿Buscar debilidades o fortalezas? 

Entonces, mi consejo es: pégate al culo de la gente que es positiva, de la gente que te aporta algo, de tu familia querida, de la gente que te da un abrazo. 

Pero, sobre todo, no eches más porquerías a tu vida. Es mi consejo, ya que yo me estoy dando cuenta y, dentro de lo malo de la situación en la que estamos, intento ser positivo pegándome a personas que piensan como yo.

Intento formarme, intento pensar cosas que voy a mejorar en mi empresa a partir de ahora, porque hemos de ser conscientes de que, a partir de ahora, el mundo ha cambiado y es totalmente diferente.

Por tanto, pégate a las fortalezas, a la gente que sigues, a la gente positiva, a la gente que piensa en cómo cambiar lo que se nos viene encima, para aprovechar la oportunidad y ser mejores

De esto debemos salir mejores, que no es fácil, ya lo sé. Pero digo, si sigues hundiéndote y viendo o escuchando porquerías, no vas a llegar a buen puerto. 

Entonces resumiendo todo lo que he dicho, yo te diría: Pégate a las fortalezas y rehuye de las debilidades, ¿vale? 

Y no estoy hablando del método DAFO como he dicho.

¡Vamos a por todas!

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *

Comparte este Artículo

¿Olvidaste tu contraseña?
Share This

Quiero que me mandes toda la información sobre la 3ª Edición.